Estructura del poema

El Poema de Mío Cid consta de 3.730 versos que narran las hazañas y heroicidades, pero también las desventuras del Cid Campeador.

El poema está dividido en tres partes:

  1. Cantar del Destierro
  2. Cantar de las bodas
  3. Cantar de la afrenta de Corpes

Cantar del Destierro:

 

Comienza en el momento en el que Rodigo Díaz de Vivar hace jurar al rey ALfonso VI que no ha tenido nada que ver con la muerte de su hermano el rey Sancho.

Después de que Alfonso VI jurara que no ha tenido nada que ver con la muerte de su hermano, el difunto rey Sancho, aquel destierra a Rodrigo y a sus huestes lejos de tierras burgalesas.

Rodrigo Díaz de Vivar inicia, con el destierro, la suma de victorias y conquistas por tierras aragonesas y valencianas, ganando territorios a los musulmanes y restablecinedo la honra perdida con el destierrro.

Cantar de las Bodas:

Se narra el perdón del rey Alfonso VI al Cid, cuando éste le ofrece a aquel la ciudad de Valencia, reconquistada por el Campeador. El rey, por su parte, concierta las bodas de las dos hijas del Cid con los Infantes de Carrión, dos importantes nobles castellanos.

Cantar de la afrenta de Corpes:

 

Este cantar se centra en la figura de los Infantes de Carrión, yernos del Cid, quienes son humillados y declarados cobardes por el comportamiento que tienen delante del Cid y de sus tropas. Como venganza, los infantes maltratan a sus mujeres, las hijas de Mío Cid.

Ante estos hechos, el Cid Campeador pide justicia al rey Alfonso VI quien permitirá al Cid batirse en duelo con sus yernos a quienes vencerá.

El honor de la familia y de las hijas queda restablecido con un segundo matrimonio de las hijas del Cid con los infantes de Aragón y Navarra.